Tarde en entender lo que habia pasado, me parecia fuerte pero no tenia palabras para guiar estas imagenes. Hoy ya pasaron dos días y creo que la sensacion es que paso una bomba atomica por mi vida. Una Boda con una fuerza increible, incontenible por momentos. Con muchisima alegria por todos lados, euforia y emociones sin parar, de golpe llegaron, de golpe subo esto… sin filtro, sin proteccion, sin escalas hacia el más alla. No tengo más que hacer que agradecer por dejarme entrar en esta onda expansiva.

Fotos: Juan y Pablo

Finca Madero, Buenos Aires, Noviembre 2017

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *